Cubanoamericano preso en Cuba por altercado con la policía, denuncia le niegan sus derechos/Captura de pantalla

Keyler Rafael Rodríguez Alvelo, cubanoamericano preso en Cuba, contó al medio independiente CubaNet, las autoridades carcelarias se niegan a concederle sus derechos, tras cumplir más de la mitad de su condena.

«No me quieren dar ningún tipo de beneficio; ni los que me pertenecen como a todos los reclusos que están aquí», reveló el joven que fue condenado a siete años de cárcel por el delito de «atentado» durante una visita a Cuba en 2017.


«No me dan permiso de salida, no me dan traslado [para La Habana]. Llevo tres años sin ver a mi hija porque no puede venir a esta provincia (Granma) para verme y así van cinco años sufriendo», añadió.

Rodríguez Alvelo, cubano naturalizado estadounidense, viajó a la Isla comunista en 2017, en aquel entonces rentó un auto de turismo y se trasladó al oriente del país junto a varios de sus familiares.

Sobre el incidente que lo hizo terminara en la cárcel, Rodríguez Alvelo explica que «unos policías» lo pararon en el «río El Chapuzón, en Granma, y como estaban embriagados se refirieron a mí en mala forma».

«Por decirle nada más que lo más correcto sería haber dicho buenas tardes, parece que esas palabras los ofendieron mucho y, como estaban embriagados, por esa sencillez, me acusaron por el delito de atentado», confesó.

«¿Cómo es posible que si yo no golpeé a nadie me acusen a mí de atentado, si fueron ellos los que me golpearon?», se cuestiona todavía.


No obstante, CubaNet tuvo acceso al documento de sentencia del acusado, y el mismo indica que Keyler «se habría acercado al área de baño del sitio recreativo con el auto a pesar de que existe una señalización vial que prohíbe la circulación de vehículos provocando la intervención de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR)».

El oficialismo añadió que pese a que los agentes del orden le hicieron señas para que detuviera el automóvil, el individuo nunca se detuvo, por el contrario, aceleró hasta llegar a los márgenes del río donde finalmente se parqueó.

El texto sostiene que «el oficial Adalberto Zayas Milanés se acercó al conductor y acusado Keyler Rafael Rodríguez Alvelo y le solicitó la documentación pertinente, previa explicación de la infracción incurrida, y le preguntó que si no había visto la seña que le hizo para que detuviera la marcha, a lo que este acusado, que se bajó del auto al igual que sus acompañantes, respondió de manera afirmativa pero que la entendió con mala forma».

Dicho documento judicial alega también que el acusado comenzó a ofender a los oficiales de la Policía diciéndoles «que ellos estaban pasando hambre», «que eran unos sin…» y «unos hijos de p…».

La policía alegó que hubo un forcejeo porque Rodríguez Alvelo se resistió al arresto, una detención que se produjo violentamente, según se aprecia en el audiovisual que data de esa fecha, en el que asimismo se escuchan los gritos de su hija.

Por otra parte, el Tribunal Provincial de Granma aseguró que durante el arresto, dos de las personas que acompañaban al acusado agredieron a golpes a los agentes de la PNR.