Rudy Arco se mudó de Las Vegas a Texas para escapar de la violencia y muere en un tiroteo (Imagen de archivo)

El cubano Rodolfo (Rudy) Arco que murió el sábado en el tiroteo masivo en Odessa, Texas, se había mudado allí hace menos de un año, buscando una vida más tránquila.


Arco vivía en Las Vegas, su hijo Ardy contó a Univisión, que su padre se mudó a esa ciudad texana, para escapar de la violencia general propia de una ciudad grande, buscando una vida más tranquila y próspera en el campo.

Ardy estaba con la familia de su esposa en Minneapolis, cuando recibió una llamada desde Odessa, en la que le avisaron que algo estaba mal con su padre, el joven se puso en marcha de inmediato, y manejó 18 horas de vuelta a Texas.

Al llegar vio la camioneta de su padre a un lado del camino, con orificios de bala, y rodeada de cintas de la policía.

«Tuve que orillarme en un momento a llorar. Se siente como que no es real, como que no es mi papá. Él siempre estaba consciente de sus alrededores, siempre estaba mirando a su alrededor constantemente. No se siente real», confesó Ardy Arco.


Las autoridades lo enviaron al hospital, diez horas después aún no tenían noticias, hasta que uno de sus familiares insistió con el alcalde de la ciudad David Turner, y entonces le dijeron su padre había muerto.

«Era una persona muy buena. Si él se encontraba a alguien en la calle, lo ayudaba. Él tenía sus restaurantes (en Las Vegas) y le daba comida a la gente que no tenía», reveló el hijo de Rudy.

«Además de ser mi papá era mi mejor amigo. Me enseñó todo en la vida, cómo hacer las cosas, cómo ser un hombre. Yo lo admiro, lo amo, lo quiero… es muy, muy duro», añadió.

Rodolfo Arco era padre de dos niñas de tres y seis años en Miami, ellas aún no sabían de la trágica noticia.

Bari Arco, la viuda de Rudy, y su hija Julieanna, fueron preguntadas por el reportero, sobre si se mudarían de Odessa, después del terrible suceso.

«Él y mi mamá sacrificaron tanto por su negocio aquí. Hubiera querido que nos quedaramos acá y continuaramos», expresó Julieanna.

Ardy Arco quiere que recuerden a su padre como una persona «amable, trabajadora y que quería a la gente».