Dariel Hevia León es un cubano que luego de un largo viaje para llegar a EEUU fue deportado por las autoridades migratorias hacia Cuba tras negarle su caso de asilo político.


Hevia salió de Cuba en avión rumbo a Panamá y de ahí cruzó por varios países hasta llegar a Ciudad Juárez.

Una vez que presentó su caso de asilo en la frontera, las autoridades migratorios de EEUU lo trasladaron a un centro de ICE en Louisiana.

Un Louisiana Hevia dijo que vivió un infierno.

«(…) pasamos mucha hambre, el agua de las duchas era super caliente (…)», dijo Hevia quien luego de cinco meses fue deportado a la isla el pasado 5 de octubre.


En Cuba se siente vigilado por la seguridad del estado y asegura que no le dieron su pasaporte ni su carné de identidad.

Desde La Habana ahora Hevia, con ayuda de buenos samaritanos que viven en el exterior, presta asistencia a quienes llegan sin nada a la isla.

Entre las labores que hace Hevia desde Cuba para ayudar, también se encuentra la de informarle a los familiares en la isla sobre el estatus de sus allegados detenidos por ICE o en procesos ante cortes migratorias, para lo cual cuenta con la ayuda de buenos samaritanos en los Estados Unidos .

Hevia dijo a AmericaTeVe que los ayuda con dinero, o los recibe en su casa si no tienen a donde ir.