El boxeador cubano Erislandy Lara se llevó el susto de su vida junto a su mujer en Tailandia cuando posaban para sacarse una foto con un tigre y este se movió bruscamente.

Tanto Lara como su mujer salieron lo más rápido que pudieron hasta que el domador se acerco para controlarlo.