Erich Concepción vs Donald Trump

El polémico cantante de ópera cubano Erich Concepción escribió un carta abierta al presidente de Estados Unidos Donald Trump en respuesta a las palabras del mandatario sobre el 20 de mayo.


En la carta Concepción reclama a Trump las sanciones a la isla asegurando que los cubanos no las apoyan aunque muchas encuestas a cubanos en Miami quienes votan en las elecciones en Estados Unidos dicen lo contrario.

Aquí les dejamos la carta abierta de Erich Concepción que fue escrita en ingles traducida al español.

Señor Presidente, quiero agradecer a los cubanos por sus felicitaciones en su Día de la Independencia el 20 de mayo. Quien le escribe es parte de la comunidad cubana en Miami. Una comunidad sufrió y se entusiasmó durante 60 años, con las continuas promesas de todos los presidentes que pasaron por la Casa Blanca de ayudar a los cubanos a alcanzar su libertad, pero solo buscando los votos en torno a las elecciones, como en este caso. Nunca te he visto recordar nuestro día de la independencia y me sorprende que lo hagas ahora, solo que tengo algunas advertencias que hacer.

Señor Presidente, los cubanos no apoyan a nadie que busque restricciones que desde la antigüedad solo han afectado al pueblo de Cuba. Los cubanos no apoyamos a nadie que intente separar a nuestras familias, más que el régimen de la isla. Los cubanos estábamos entusiasmados con la llegada de Internet, el auge de las empresas privadas y la reunión de la familia cubana. Estábamos tan emocionados que la dictadura tembló y la represión empeoró por temor a que se saliera de control.


Pero sucede, señor presidente, que alguien cercano a usted se hizo cargo de dinamitar la única luz posible del cambio, volviendo a las políticas que ya han fallado una y otra vez.

Hace 30 años que «nuestro día se acerca». Ahora la canción es más corta y todavía no tiene música, ahora la canción es «El Cambio es Ya». Pero yo, que ya no vivo de ilusiones, me refiero solo a la práctica y los hechos. El cambio, el que usted dice que quiere para nosotros, no puede ser posible, cuando paga una inmensa cantidad de dinero a la dictadura, por cada hermano nuestro deportado a Cuba, independientemente de su destino, persecución o vida fallecida. Nunca imaginó que el país de la libertad clavaría un cuchillo en los corazones de aquellos que exigen libertad y derechos y huiría del mismo lugar del que huyeron nuestros mayores, debido a la imposibilidad de ejercer nuestros derechos nacionales.

¿Cómo puedes felicitar a 25 mil cubanos que lloran en la frontera, atrapados por la desesperación, la inseguridad, la extorsión y la muerte, a su vez, esperan que caigan en sus manos y los deporten, pagando grandes cifras al bolsillo directo de Raúl Castro? ¿Quién le da oxígeno a la dictadura con esta actitud, señor presidente? Restringir las remesas a nuestra familia, nuestros ancianos y nuestros hijos, nuestros padres, no está dando oxígeno a la dictadura, no está permitiendo que los nuestros mueran, mientras que es usted quien apoya la dictadura, negociando el dolor de quienes la huyen.

Creo que no entiendes algo que está oculto para ti. En Miami, el voto nunca te ha favorecido, en Miami los demócratas ganaron y ganarán, porque no has hecho nada a favor de los cubanos. Usted ha restringido nuestro encuentro con la familia y se ha negado a recibir a nuestra familia en la frontera, que está huyendo del flagelo del comunismo.

Pero puedes cambiar las cosas. Dile a Marco Rubio que le haga la historia correcta. Dígale que, aunque algunos pueden hacer ruido en Miami, con coros de odio, la gran mayoría de los cubanos guardan silencio y sufren esta realidad y no vamos a votar por quién nos da la espalda. Se agradecen las felicitaciones, pero se necesitan hechos. Firmas una orden ejecutiva, que permite a los cubanos ingresar de manera ordenada y con el rigor y los filtros necesarios, para que puedan salir de la frontera de México en los próximos 3 meses y para que no haya efecto de llamada, ponte en una cláusula, que Solo será posible pasar a los cubanos que ya están registrados en la frontera, o que pueden demostrar que están en México antes de la orden ejecutiva que emiten. Deja de darle la espalda a una situación de extrema humanidad. Señor Presidente, los cubanos que están en la frontera y su destino serán clave para su reelección.

Si hace lo que yo y todos los que apoyamos esta carta le pedimos que tenga la seguridad de que, como deuda, haré campaña por su reelección y la familia y amigos que sufren por sus seres queridos en la frontera, también le darán El voto.

Estados Unidos volverá a ser grandioso, cuando rescate su amor por aquellos que buscan su libertad y mantendremos a Gran América, cuando hayamos rescatado la altura de los valores que desaparecen impunemente. No, señor presidente, los cubanos, que le han dado tanto amor a este país y que han podido construir con mucho esfuerzo y esfuerzo, una de las ciudades más importantes del mundo, Miami, no pueden ser excluidos del muro que usted quiero construir. Confío en que alguien le informará de esta carta y con ella, mi compromiso de contribuir a su reelección, si cumple con la integridad de no dejar la nuestra abandonada. No serán una carga pública, todos tienen familiares y amigos en los Estados Unidos y tenemos una ley que en un año les dará estatus legal para contribuir trabajando y fortaleciendo a este país.

Con mi palabra comprometida, espero que reaccione a mi pedido, mientras le pido a Dios que ilumine su difícil misión a la cabeza del país.

Esperando, me despido, pidiéndole a Dios que lo bendiga y bendiga a los Estados Unidos de América.
Lon