Cubano máxima figura de la masonería en España (Imagen tomada de CubaNet)

Un habanero se convierte en la máxima figura de la masonería en España, luego de que ser elegido Soberano Gran Comendador del Supremo Consejo Masónico del país ibérico, informa CubaNet citando reporte de Martí Noticias.


Octavio Carrera González viajó de la Isla a España para estudiar un doctorado en Humanidades en la Universitat Jaume I, en Castellón, desde aquel momento los hermanos masones le abrieron las puertas a lo que sería su nuevo hogar.

El 9 de noviembre de 2019, fue elegido el cubano para el puesto de Gran Comendador por un lapso de cinco años, según ha mencionado cada día se esfuerza para ser una mejor persona.

«Como presidente del Supremo Consejo, se me abre la posibilidad de trabajar en la manera en que la masonería en España va a relacionarse con la sociedad, influir en la formación de los masones que eligen el camino filosófico, trabajar con otros hermanos masones, representar internacionalmente al Supremo Consejo y llevar las relaciones con la Gran Logia Simbólica Española, que es el otro cuerpo masónico aquí, que se dedica a trabajar los grados primero, segundo y tercero», explicó Carrera González, primer extranjero en la historia de la masonería de España en ocupar ese rango, y el primer isleño en lograrlo.

Según el cubano al segundo año de estar estudiando en España presentó su solicitud y se inició en la masonería, en el primer grado, como cualquier otra persona que se inicia.


«Pasé los tres primeros para poder acceder a los llamados grados filosóficos, a los que se llega por cooptación, no es solo cuestión de solicitar la entrada. Depende de que vean y te digan: ‘Nos gusta cómo ha sido tu desarrollo masónico, pensamos que puedes seguir estudiando y te proponemos que vengas a formar parte del Supremo’», revela quien actualmente ostenta el grado 33, máximo dentro de lo que es conocido como el rito escocés.

«La masonería es una escuela de ciudadanos», explica Carrera González, quien «trabaja por el mejoramiento humano, como diría nuestro apóstol José Martí».

«Ello presupone que tú te esfuerces cada día en ser una mejor persona, que es lo que puede, al final, contribuir al desarrollo de la sociedad en general», añade.

Para concluir Carrera González envió un mensaje a sus hermanos masones en la Isla y en Miami, en el que les recomienda practicar a diario en su vida, «los principios que se enseñan en la logia, porque eso siempre va a ayudar al desarrollo de la humanidad».