Captura de pantalla

Un joven cubano de Miami denunció como fue expulsado de un hospital a donde acudió con su esposa embarazada para hacerse la prueba del Coronavirus porque presentaba síntomas.


En una grabación con su teléfono móvil el joven identificado como Reinaldo Echevarría dijo que se encontraba en el hospital de Kendall con su esposa embarazada que tenía fiebre de 40 y quien había estado cerca de una persona con el virus.

«Mi esposa tiene fiebre, neumonía, embarazada..Llevamos tres días en esto», dice el joven ante la cámara mientras se escucha a un guardia de seguridad que le pide que se marche.

«Desde las tres de la tarde estamos aquí sin comer nada esperando para que le hagan la prueba y no se la quieren hacer», dijo en la transmisión.

Al guardia de seguridad se le escucha decir que deje de grabar porque el hospital es propiedad privada, y eso no está permitido. Al tocarle un hombro a Echevarría este le dice que no lo toque.


El oficial amenaza con llamar a la policía cuando ve que Echevarría continúa hablándole a la cámara y no se mueve de su sitio. Lo amenaza con que irá arrestado «para que seas cabrón».

Cuando Echevarría y su esposa comienzan a salir del hospital el guardia los sigue y lamenta no poder agredirlo cuando el denunciante dice que no lo toquen. «Ojala pueda tocarte», se escucha en la grabación a lo cual añade que lo espere «detrás de la reja del hospital».

A la fecha de hoy en Miami se han reportado 6826 casos y 97 muertes.

Varios sitios en el condado hacen la prueba del virus a personas con síntomas como es el caso del Marlins Park (501 Marlins Way), y el Charles Hardley Park (1350 NW 50th Street) donde hay que solicitar citas previamente. El Hard Rock Stadium comenzará a hacer el examen sin cita previa el lunes 13 de abril.

Las personas con preguntas pueden llamar a la línea de ayuda del estado disponible los 7 días de la semana, las 24 horas, al 1 (866) 779-6121.

También pueden llamar al Departamento de Salud en Miami Dade al 305-324-2400.