Un cubano residente en la ciudad de Homestead en Miami Dade está indignado tras encontrar que, no un paquete sino dos, que había comprado en la internet le llegaron «en pedazos».


Andrés González dijo a Telemundo51 que no podía creer sus ojos al ver la grabación de su cámara de Ring. En la misma, se puede ver a la trabajadora de Correos aproximarse a su reja, tocar el timbre, y sin esperar respuesta lanzar agresivamente un paquete hacia su portal.

González dijo que no se trató de una sola entrega. La misma mujer regresó horas después a dejar otro paquete y de la misma forma lanzó el segundo envío.

Después del primer incidente González se llegó a la oficina de correos a presentar una queja. El artículo dentro de la caja, que quedó roto por varios lugares, era un organizador de culeros para su bebé que está por nacer.

«Nosotros vimos en la aplicación del Timbre, que llegaron a traer un paquete y lo tiraron pa allá pa la casa. Y cuando llegamos a ver el paquete lo que había adentro se había roto. Y entonces fuimos al correo a quejarnos porque tu sabes, lo tiraron como si estuvieran jugando pelota», dijo González.


«Era una cosa sencilla para la niña que está por nacer, era algo que no cuesta mucho, algo barato, lo que hubiese en la caja lo hubieran roto», comentó.

La oficina de correos dijo que «estaba revisando la situación».

«No quiero que nadie pierda si trabajo pero que le llamen la atención», aseguró Gonzalez, quien afortunadamente pudo recibir un reemplazo de la mercancía como cortesía de los proveedores en línea de quien había ordenado.