Adriel Hernández Rodríguez, un joven cubano de 29 años, residente en Las Palmas, España fue condenado a ocho años de prisión y otros ocho de internamiento en un centro psiquiátrico por el asesinato de un hombre a puñaladas.


La fiscalía pedía 20 años de cárcel para el acusado, pero el juez se inclinó por una condena más suave reportó El Español.

La víctima y el acusado habían discutido el mismo día del crimen en la mañana, Adriel fue internado a causa de esta discusión a causa de un ataque nervioso. Pero escapó del hospital provocando más enfrentamientos con la víctima.

En la noche del día 12, Adriel encontró en la calle a la víctima y le clavó en el hígado un cuchillo que llevaba escondido en una bolsa.

El jurado determinó que Adriel actuó afectado por un trastorno neurocognitivo que disminuía sus facultades intelectuales, pero no las anulaba.

Adriel tendrá que indemnizar por un valor de 328.000 euros a los hijos del fallecido, a sus hermanos, a su pareja y al hijo de ésta.