Centro de Detención Port Isabel, en Los Fresnos, Texas/Imagen tomada de The Texas Tribune

Dos cubanos, Yoirlán Tomé Rojas, de 40 años y Julio Cutiño, detenidos en el Centro de Detención Port Isabel, en Los Fresnos, Texas, tienen orden de deportación, e iniciaron una huelga de hambre desde hace seis días, mientras el segundo la abandonó en las últimas horas, el otro se mantiene en un largo ayuno, informa un reporte del periodista Ricardo Quintana, de Martí Noticias.


Yaelín Hernández, compañera sentimental de Yoirlán desde hace dos años, dijo desde Dallas, Texas, que «el oficial de deportación», le comunicó que «hace más de una semana que sometió la solicitud de deportación a La Habana y aún espera respuesta para proceder, pero él lleva más de dos semanas en prisión y no pasa nada».

Tomé Rojas tiene orden de deportación desde 2017, actualmente se encuentra una celda de castigo que la han bautizado como «el hueco», solo sale para bañarse.

Según su pareja, Yoirlán «prefiere morirse de hambre a permanecer encerrado en un lugar que hay coronavirus».

La emisora del exilio indica que la ley establece que los detenidos deben ser puestos en libertad 90 días después del arresto, si su país de origen no los acepta.


«Según el protocolo de ICE, se considera que un detenido está en huelga de hambre después de las 72 horas sin ingerir alimentos», expuso un vocero del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE).

ICE no suministró nombres o información específica sobre personas en huelga de hambre, ya que la agencia dice no puede hacerlo sin el consentimiento de los implicados.

Como otro apartado la agencia no toma represalias contra los detenidos que deciden hacer una huelga de hambre, aunque les informa sobre los efectos negativos para la salud que tiene el hecho de negarse a comer.

«Nuestros detenidos están bajo cercana observación médica. ICE monitorea cuidadosamente el consume de alimentos y agua de quienes considera están en huelga», explicó la fuente.

Tres detenidos en Port Isabel, han dado positivos al Covid-19 hasta la fecha.

De acuerdo al funcionario de ICE «no hay vuelos de repatriación programados a Cuba por el momento. Si bien EEUU no ha suspendido los vuelos de deportaciones a la isla, Cuba no ha aceptado un vuelo de repatriación desde el 28 de febrero de 2020», fecha en la que EEUU repatrió a 119 cubanos.

Tanto Tomé Rojas como Cutiño retornaría en un vuelo de repatriados a Cuba, el 29 de mayo, pero el mismo se canceló.

Yoirlán Tomé Rojas fue detenido en febrero de 2015, tras nueve años viviendo en Estados Unidos, fue condenado a más de cuatro años en una prisión federal por fraudes con tarjetas de crédito, robo de identidad agravado, y un cargo de lavado de dinero.

Aunque desde 2017 tiene orden de deportación, el cubano estuvo en libertad hasta hace dos semanas, cuando fue detenido saliendo de un restaurante en la ciudad de Mission, Texas.