Cubano Máximo Alvarez. Foto: Captura de pantalla Youtube

Máximo Álvarez, un inmigrante cubano que llegó a Estados Unidos hace más de 60 años después de escapar del comunismo en Cuba, advirtió a los estadounidenses durante una mesa redonda con el presidente Donald Trump la semana pasada, diciendo que la izquierda política en Estados Unidos hoy en día son «comunistas» y que intentan destruir la nación.


Álvarez, presidente de Sunshine Gasoline Distributors, elogió al presidente durante el evento y expresó una abrumadora gratitud por la oportunidad que le brindó vivir en los EE. UU.

Durante el discurso, Álvarez dijo que recuerda las promesas del dictador Fidel Castro «que escuchamos hoy sobre educación gratuita y atención médica gratuita y tierra gratis».

«Dios mío, no hay libertad», continuó Álvarez. “Pero él nunca dijo eso hasta que estuvo en el poder, se deshizo de toda la policía, se deshizo de todos los militares, estuvo allí durante los últimos 60 años y seguimos contando. Y destruyó a todos y cada uno que lo ayudaron «.

Álvarez dijo que su padre le dijo: «No pierdas este lugar porque nunca serás tan afortunado como yo». Porque si pierdes este lugar, no tienes a dónde ir» refiriéndose a Estados Unidos.


«Entonces con eso, por favor tenlo en cuenta», continuó Álvarez. “Y por favor, explíqueles eso a nuestros jóvenes que se están manifestando allá afuera. No sean idiotas útiles. Por favor, comprenda lo que está sucediendo en nuestro país. Vea lo que le sucede a nuestros padres y lo que le está sucediendo a Estados Unidos hoy».

El presidente Trump escuchó a varios representantes de la comunidad cubana y venezolana en los que todos expresaron su temor por la llegada del comunismo a Estados Unidos.