Un cubano afectado por el tornado en La Habana denunció que las autoridades les prometen alimentos y agua y despues se la venden en los lugares.


«La policía no deja que las personas entren a darle las cosas a los damnificados» denunciaron.

La familia con tres niños chiquitos perdieron la casa, «Lo perdimos todo» dijo una mujer mientras cuidaba a los niños.