Una pinareña colaboradora en misión internacionalista en Venezuela, escribió a la sección Acuse de Recibo del diario oficialista Juventud Rebelde, la mujer denunció a la agencia Aerovaradero por negligencia e irresponsabilidad, reporta CubaNet.

Amanda Valdés Rivera, contó que al terminar su misión en Venezuela, envió a través de esa compañía estatal, ocho bultos que entraron a la Isla en mayo del pasado año, con el número de guía 133- 55714713l.

Asegura que luego de varias llamadas por teléfono sin éxito, recurrió a la dependencia correspondiente, y allí le comentaron que aún no localizaban su envío.

La cubana se quejó de “maltrato, abuso y violación de derechos”; según relata hizo la correspondiente reclamación, y luego de meses todo quedó en “proceso de búsqueda”.


Aerovaradero le dijo recogiera la carga parcial, sin embargo Valdés Rivera sabía que de hacerlo, el envío restante quedaría en el limbo, explicó eran tres faltantes.

Casi un año después, en abril pasado, la mujer pudo recoger los cinco paquetes, confesó:

“Casi no los reconocí, porque no contaban con su empaque inicial. Estaban reempacados y en otra caja. Para mayor desilusión, todo estaba en mal estado. Lo ubicaron en un lugar que se mojaba en gran medida. Lo que no se pudrió, cogió moho, se manchó y demás”.

Dos de los cinco bultos tuvieron que ser desechados dos por Amanda, debido al mal estado en que se encontraban.

“Solicité la presencia del director de Aerovaradero o del jefe de Carga para que observaran una de las tantas cosas mal hechas en su centro, pero no conté con la suerte de verlos personalmente”, escribió la cubana.

Según dijo sintió impotencia y decepción, pues su tiempo y su dinero habían sido obviados, habló del “sacrificio tirado al vacío” durante su misión en ese país suramericano.

(Con información de CubaNet)