Una cubana residente en el extranjero que tiene un canal de YouTube de Bienestar y Estilo, fue a desayunar al Bar-Restaurante La Cocinita en el capitalino Vedado, ella cuenta que pidieron un desayuno americano, y que en esa opción viene incluido el té y el café.

Leyan Pérez pidió un té de manzanilla, porque andaba mal del estómago, pero en el restaurante cubano le dijeron no tenían infusiones. Cuando su esposo pidió café para él al cierre del desayuno, la empleada le informó que “la maquinita” estaba rota, por lo que no podían brindárselo.

Al pedir la cuenta le cobraban la totalidad del costo del desayuno americano 17.60 en CUC, con un refresco de limón incluido que la clienta había pedido.


La cubana se quejó del servicio, porque sabe que en la Isla no es necesario tener máquina de hacer café para ofrecerlo, sin embargo la dependiente se negó a ofrecer café o té estando incluido; hasta que la pareja le reclamó porque le habían añadido un café no consumido a la cuenta.

Luego de que el matrimonio esperara diez minutos, la mesera regresa que ya podían ofrecerle el café, cuando el esposo de Leyan ya no lo deseaba.

La dependiente les entrega entonces la cuenta rectificada, cobrándole 15.00 CUC con el descuento del café.

La cubana lamentó la falta de honestidad en Cuba en algunos establecimientos, donde cobran lo que no consumes, y además también incluyen en las cuentas un porcentaje por el servicio, que en este caso tenía dificultades.

Concluye explicando que realiza el vídeo con el objetivo de que a las demás personas no le suceda lo mismo, y se fijen bien en lo que le cobran y le ponen en la cuenta, al terminar el desayuno o comida.