Desde West Palm Beach, la cubana Regla Leyva recurrió a las redes sociales para pedir ayuda para su esposo Javier Castenaux Dargel que se encuentra detenido junto a otros conocidos en San Cristóbal de las Casas, en Chiapas, desde hace más de un mes, producto de la derogación de la ley pies secos, pies mojados que el expresidente Obama firmara días antes de abandonar la Casa Blanca.

Según declaró Leyva, quien constantemente recibe llamadas de supuestos abogados que piden dinero para ayudar a su cónyuge, en ese centro penitenciario se cometen abusos e irregularidades con los cubanos, aunque su esposo, quien fue detenido mientras atravesaba México por tener un salvoconducto supuestamente falso, asegura estar bien.

Asimismo, comentó que su esposo tiene miedo de que lo deporten hacia Cuba, lo que truncaría sus sueños de llegar a territorio norteamericano.