Cubana de Aviación puede solicitar licencias estadounidenses de exportación, sin embargo “rara vez se molesta en hacerlo”, señala la revista británica The Economist, en referencia al reciente accidente de un Boeing-737 arrendado por la aerolínea estatal de la Isla, en el que murieron 112 personas.

La publicación también detalla que Cubana es demasiado pobre para comprar aviones occidentales y a causa del embargo estadounidense, los financistas internacionales son un poco escépticos a la hora de ofrecerles un crédito.

Asimismo la flota de aviones rusos de la aerolínea estatal está varada en tierra, comúnmente Cubana de Aviación subcontrata a otros operadores y, limitada de dinero, lo hace con los más baratos posibles. Según The Economist, este el motivo por el que el avión se estrelló en La Habana, el 18 de mayo pasado, pues tenía prácticamente 40 años de explotación.

La revista inglesa investigó y halló lo siguiente: “incluso luego de que el presidente Donald Trump firmara en junio de 2017 su “Memorándum Presidencial de Seguridad Nacional para fortalecer la política de EE.UU. hacia Cuba”, la Oficina de Industria y Seguridades del Departamento de Comercio de EEUU mantuvo entre las excepciones de su política general de denegar licencias para exportar o reexportar a la Isla “los artículos (necesarios) para garantizar la seguridad de la aviación civil y la operación segura de las aeronaves comerciales que participan en el transporte aéreo internacional”, recoge Martí Noticias.


Otros detalles salieron a la luz para este artículo: ¿qué vínculo puede haber entre las sanciones económicas en las frecuentes tragedias aéreas de aerolíneas como las de Cuba e Irán?, cuestiona el medio de Miami.

La prensa británica recuerda que Teherán intentó modernizar su sector aéreo, luego de que Barack Obama, quien entonces asumía la presidencia de Estados Unidos, accediera en 2015 a eliminar muchas de las sanciones a cambio de frenar el programar nuclear iraní. También apunta a que antes de ese acuerdo se prohibía a los fabricantes occidentales vender aviones a Irán.

En este campo, indica la revista, el embargo se impuso a Irán con más rigor, que a Cuba en este sector, luego de que se levantaran las sanciones, Iran Air, línea aérea insignia ordenó 200 aviones estadounidenses, no obstante solo once habían sido entregadas, cuando Donald Trump sacó a EEUU del acuerdo este mes.

Las compañías iraníes de vuelos comerciales no dejarán de operar, explica The Economist, como antes, “recurrirán al mercado negro para conseguir aviones y piezas de segunda, resultando en una frecuencia de accidentes mayor que en cualquier otro lugar del mundo”.

Citada por Martí Noticias, la revista británica sugiere al presidente Trump emitir licencias ocasionales para reparar parte de las flotas de Iran Air, cuestión que puede aplicarse a otros países bajo embargos de Estados Unidos, como es el caso de la Mayor de las Antillas.

(Con información de Martí Noticias)