Dora Robaina quien durante anos opero clínicas relacionadas al programa de salid Medicare en Estados Unidos escapo a Cuba antes de enfrentar cargos por una conspiración para reclutar pacientes y defraudar el programa federal.

Robaina ya cumplió 2 años y medio en una prisión federal por estafar al medicare y esta sería su segunda condena. El abogado defensor de la cubana dijo que su defendida nunca apareció a las citas programadas, pero no dio detalles exactos sobre su paradero.

Los agentes del FBI que rastrean fugitivos sospechan que Robaina se escapó a Cuba siguiendo las huellas del líder de una red de farmacias de Miami-Dade, Pedro Torres, y tres de sus socios. Esos cuatro acusados son sospechosos de huir a Cuba antes de enfrentar una acusación de fraude de Medicare de casi 17 millones de dólares en abril pasado.

Miami está en la mira de los agentes federales por el fraude al Medicare, La oficina del FBI en Miami calcula que hay alrededor de 160 acusados en los casos activos de fraude de Medicare en el sur de la Florida. Juntos, los fugitivos son acusados de robar cientos de millones de dólares del programa Medicare financiado por los contribuyentes para personas mayores y discapacitados mediante la presentación de reclamaciones falsas por una variedad de servicios falsos, incluyendo suministros médicos, fisioterapia y medicamentos recetados.

Robaina, que ya había cumplido dos años en un caso anterior de fraude de Medicare en 2005, se reincorporó a los fraudes médicos de Miami como reclutadora de pacientes. En 2011, formó parte de un equipo de reclutadores que proporcionó a los beneficiarios de Medicare a una cadena de 10 farmacias de Miami-Dade controladas por Pedro Torres, quienes pagaron $ 16.7 millones en recetas de Medicare por medicamentos recetados que no fueron proporcionados a los pacientes, según una acusación.