El gobierno cubano ha revelado una grabación del tiroteo contra su embajada en la ciudad de Washington el pasado 30 de abril.


En la grabación se ve al acusado, quien ha sido identificado como Alexander Alazo Baró de nacionalidad cubana, abriendo fuego contra la embajada con un rifle de asalto.

El régimen castrista reclama que Baró tiene estrechos vínculos con una iglesia ubicada en la ciudad del Doral en Miami Dade que a su vez tiene vínculos con políticos locales.

El ministro de relaciones exteriores, Bruno Rodríguez, señaló estos vínculos que el régimen ha establecido como parte de su investigación. Tambien dijo que mediante publicaciones en las redes sociales del sospechoso y sus contactos en Facebook, se trazaron supuestas conexiones con políticos, líderes del exilio cubano y artistas como el rapero “Marichal”.

Rodriguez exhortó al secretario de estado, Mike Pompeo, a indagar sobre el asunto.


Baró permanece bajo custodia de las autoridades tras supuestamente perpetrar el ataque armado con un fusil AK-47 el 30 de abril. 

El detenido tiene prevista una audiencia preliminar de fianza ante un tribunal federal este jueves.

De acuerdo a documentos oficiales publicados tras su arresto, Baró tiene historial de esquizofrenia y estaba obsesionado con la idea de que lo perseguían.