Salud en Cuba

Todavía resulta muy extraño para un paciente en Cuba reservar su turno médico de manera online, tener en sus manos la historia clínica digital que registre por ejemplo cada uno de las operaciones quirúrgicas a las que fue sometido.


La Isla lleva más de 5 años trabajando en una solución definitiva para superar estas deficiencias, pues todavía el registro de lo que se hace en los sistemas hospitalarios en Cuba se lleva en papeles, los turnos se dan en papeles, las historias clínicas se registran en expedientes de papel que muchas veces corren el riesgo de extraviarse, ponerse amarillos o deteriorarse y los registros de cualquier operación médica quedan solo en papeles.

El tema se vuelve más complejo aún por ejemplo porque todavía no es posible llevar el control en tiempo real de los recursos y servicios que se prestan, saber la disponibilidad de camas que hay en un hospital, tener el control de la distribución de recetas médicas, saber de manera expedita la evolución de todos los pacientes, y del sistema para la gestión de urgencias médicas.

Galen-Clínicas: ¿La solución para el control y la atención hospitalaria?

Desde el año 2015 la Empresa Productora de Software para la Técnica Electrónica (Softel) viene desarrollando el software Galen-Clínicas, aunque todavía no puede apreciarse en el país los frutos de este sistema totalmente digitalizado.

El software permite llevar en forma de base de datos aspectos tan importantes como la relación de los ingresos, pacientes en sala, las cirugía, morbilidad, lista de espera quirúrgica y egresos.


Parece algo totalmente ajeno para los cubanos, pero de poder llevarse a buen término y si todo funciona como debe ser, con este software un paciente podría llegar a un hospital y presentar su dolencia. Luego será inscrito en un registro digital de pacientes, se admitirá digitalmente o no su ingreso, su diagnóstico y tratamientos quedarán registrados, así como la atención y futuro egreso quedará en formato digital.

Galen ̶ Clínicas registra también las solicitudes de exámenes, de ultrasonidos, rayos X y todo el registro de las consultas.

El Ministerio de Salud cubano quiere que el sistema Galen-Clínicas sea implementado para este 2019 fundamentalmente en las Clínicas de Atención Primaria de Salud y se prevé también la implementación de la Historia Clínica Digital en seis institutos de investigación del país, según se conoció en el II Taller de Informatización de la Sociedad celebrado recientemente en la UCI.

Sin embargo, para que finalmente todo esto sea posible el país tiene por delante enormes retos como la necesidad de desplegar una estructura tecnológica eficiente, la mejora de la conectividad de las instituciones de salud, así como el trabajo consciente del personal encargado, pues nada se logra si el personal de Admisión, Información, Inscripción y Estadísticas no trabajan de conjunto.

Cuba no solo debe dar estos pasos si quiere avanzar en materia de salud. El país no solo necesita digitalizar las historias clínicas y los procedimientos médicos, hace falta también la digitalización de sus sistemas de farmacias, de la distribución y control de recetas médicas entre otros muchos servicios.

Desde el paciente, hasta la administración de las instituciones de salud y finalmente a la toma de decisiones. Cuba necesita dar el salto definitivo hacia la digitalización en la esfera de la salud, para lograr una atención hospitalaria más eficiente y a tono con estos tiempos.