Un documento atribuido a La Empresa Cubana de Aeropuertos y Servicios Aeroportuarios, ECSA y firmado por por Julio Alberto Alonso Reyes, su Director General detalla regulaciones en cuanto al equipaje que llega a Cuba después que abran el aeropuerto de La Habana.


«El Estado Cubano ha puesto en vigor un grupo de medidas para la recuperación tras la epidemia de la COVID-19 entre las que se encuentra la limitación de la entrada de dos piezas de equipaje facturado de hasta 32 kilogramos cada una por pasajero» dice el documento publicado por Directorio Cubano.

«El incumplimiento de esta medida traerá consigo el retorno a su punto de origen de las piezas de equipaje por encima de la cifra permitida que haya transportado el pasajero en el próximo vuelo de la aerolínea, como equipaje “Rush”, según el procedimiento establecido a tales efectos» continuó el documento que responsabiliza a la aerolínea de hacer cumplir la medida.

«La aerolínea debe darle seguimiento a este proceso, ya que al transcurrir 30 días sin haber sido retornado el equipaje a su lugar de origen, las autoridades aduanales procederán a declarar el abandono legal del equipaje aplicando lo dispuesto para estos casos» dijo.

Según la nota las aerolíneas podrían ser multadas por cada equipaje transportado pasado del peso.


Actualmente el gobierno cubano sólo se permite importar dos maletas de hasta 32 kg en la bodega del avión por cada pasajero.