Cuba anunció que comenzaba a fabricar tablets y laptops desde el 23 de diciembre de 2016, en fábricas que forman parte de la Empresa Industrial para la Informática, las Comunicaciones y la Electrónica (GEDEME).

Para lograrlo, el proyecto se apoya en la empresa china Haier, proveedora de la tecnología, el equipamiento y la capacitación del personal. En materia de software, la Universidad de las Ciencias Informáticas (UCI) es la encargada de aportar el Sistema Operativo Nova y NovaDroid para las tabletas y las aplicaciones informáticas.

Como han dicho los responsables de GEDEME, el mayor objetivo es “introducir en Cuba nuevos productos con diseños, Sistemas Operativos y aplicaciones informáticas desarrollados por los ingenieros cubanos, potenciando así las políticas aprobadas”, según expresó Fernando Fernández, Jefe de Proyecto de Soluciones Informáticas de la empresa.

En esencia GEDEME no solo fabrica tablets y laptops, también se dedica a producir y comercializar de forma mayorista productos de las tecnologías de la información, las telecomunicaciones, la electrónica, artículos metal-mecánicos, mobiliario de ofimática, señalética y personalización de artículos con destino al mercado nacional y la exportación.


Hasta el momento, solo los tablets y laptops que produce GEDEME están destinados para la venta mayorista a centros estatales y organismos de la Administración Central. Sin embargo, ya existen quejas sobre sus prestaciones.

El punto débil de las Laptops y tablets GDM



La empresa que las produce se llama GEDEME, pero las laptops y tablets se comercializan con la marca GDM.

Los usuarios de empresas estatales que han hecho uso de estos productos cubanos no han mostrado tantas quejas sobre el hardware de los equipos. Pero, buena parte coincide que el punto débil de estas ofertas de producción nacional son su sistema operativo.

Ciertamente, Cuba está tratando de implementar desde hace varios años el software libre, pues este tipo de programas sin costo alguno, permite que una vez adquirido pueda ser usado, copiado, estudiado, cambiado y redistribuido libremente.

En este sentido la UCI ha tenido un gran protagonismo, pues entre sus metas fundacionales estaba precisamente desarrollar la industria del Software para contribuir al desarrollo económico del país.

El Sistema Operativo Nova y NovaDroid con el que operan las tabletas y laptops GDM, nacieron de esta universidad, y aunque se crearon para respaldar estas necesidades de implementación de software libre en la sociedad cubana, lo cierto es que dejan mucho que desear.

Por lo general, los usuarios cubanos estamos acostumbrados a usar software privativos. Por eso, NOVA se nos hace un poco complicado de emplear, aunque no es este el principal inconveniente.
Usuarios pertenecientes a empresas estatales que optaron por las laptops y tablets GDM contaron algunas de sus experiencias en el sitio Cubadebate. Una persona identificada bajo el pseudónimo de el_yoe dijo: “En mi empresa compramos 10 laptops GDM. De las 10 ya hay 3 presentando defectos en solo 3 meses de uso, y suerte que no les hemos desinstalado el NOVA porque cuando vas a la garantía te dicen que el sistema operativo NOVA es parte de la garantía.



Por su parte, otro usuario bajo el nombre de Romeo expresó que: “En el caso de el Tablet, a pesar de tener un hardware bastante bueno, tienen como punto débil el sistema operativo. En mi caso tengo que reiniciarla todos los días, porque se pone tan lenta que no puedo trabajar en ella. No hay actualizaciones del sistema operativo y la batería se deteriora rápido.”

Funcionarios de GEDEME contestaron a esta última queja afirmando que en su caso puede que el equipo esté soportado sobre Andoid Version 6.0 y que a esta versión de se le han incluido nuevas actualizaciones, aunque por el momento la empresa está realizando las acciones para garantizar el acceso directo a ellas.

Antes de masificar la distribución de laptops y tablets, lo mejor para GEDEME será acabar con este tipo de deficiencias. Tendrían que pensar en incluir también las versiones y actualizaciones de sus softwares en Google Play Store, porque con estos inconvenientes no será para nada agradable adquirir productos GDM.