Esta semana la plataforma cívica Cuba Decide en una conferencia de prensa anunció que convocaba a todos los cubanos a unirse a la estrategia de desobediencia civil, en el marco de las asambleas que lleva a cabo el régimen en la Isla para “debatir” la reforma constitucional, cabe resaltar ilegítima.

La organización que coordina la opositora cubana Rosa María Payá Acevedo informó que este miércoles en el Instituto Interamericano para la Democracia en Miami, los promotores de Cuba Decide convocarían a todos los cubanos dentro y fuera de la Isla a “participar en la estrategia de desobediencia civil ante en la reforma constitucional iniciada por el Partido Comunista de Cuba”.

La nueva carta magna, que de aprobarse sustituiría a la vigente desde 1976, ratifica el “carácter socialista” de Cuba y el “papel rector en la sociedad” del único partido legal en la Isla, el Comunista, reporta Diario Las Américas.

Y recoge cambios en la estructura del Estado, incluyendo la creación de los cargos de presidente, vicepresidente y primer ministro de la República.


El Gobierno cubano ha programado un referendo para el 24 de febrero de 2019, en el que espera la “ratificación” del nuevo texto constitucional.