La Oficina Nacional para el Control del Uso Racional de la Energía de Cuba (ONCURE) publicó que el próximo domingo 6 de noviembre se tendrán que atrasar una hora los relojes.

Esto provocara un incremento del consumo eléctrico, con un aumento del consumo de luz artificial entre las 5 pm y las 9 pm.

El Gobierno de Cuba pidió a la población mantener una postura de control en el gasto energético, usando instrumentos y equipos de iluminación solo de forma necesaria.

Muchas veces no pasa no se cambia al mismo tiempo en Cuba y Estados Unidos, pero quizás como las relaciones han mejorado, esta vez se hará al mismo tiempo en ambos países. O sea que Miami y Nueva York atrasarán una hora al igual que La Habana, el 6 de noviembre.