La televisión cubana informó ayer que las remesas enviadas por la Western Union quedarán suspendidas desde el 27 de noviembre debido a las sanciones de Estados Unidos que entran en vigor ese mismo día.


La televisión cubana asegura que un comunicado de Western Union la compañía estadounidense dice que está obligada a cumplir con las decisiones de Washington por lo que no podría operar más en la isla.

El gobierno de Estados Unidos anunció hace solo unas semanas que desde el 27 de noviembre no se podrían enviar remesas a Cuba que pasen por el aparato militar cubano. Fincimex, financiera estatal perteneciente a CIMEX y bajo la sombrilla del Grupo de Administración Empresarial (GAESA), tramita el grueso de las remesas que llegan desde el exterior a la Isla.

Las autoridades en Cuba después de conocer las sanciones anunciaron el cierre de 407 sucursales en la isla asegurando que no podrían sustituir esas empresas y menos en el plazo de un mes.

En un email enviado a sus clientes Western Union dice que se apresuren a enviar remesas antes de que entren en vigor las sanciones.


«Completa tu transacción hoy mismo usando la aplicación móvil de Western Union, WU.com o visitando una localidad de un Agente para asegurarte de que tus seres queridos puedan recibir dinero antes de que entre en vigor la nueva regla de los Estados Unidos.» dice Western Union en el email.

La agencia de envios sin embargo dijo que trabaja en buscar otras vías para hacer llegar las remesas a Cuba.