Según informó la prensa oficialista, el Gobierno cubano anunció esta semana que a partir del trimestre de 2019 comenzará a producir almohadillas sanitarias y pañales desechables en la Zona Especial de Desarrollo Mariel (ZEDM) la empresa vietnamita Thai Binh Investment Trading Corp.


Cuba había dicho a principios de 2016, que para el año pasado esta fábrica estaría lista y operando, pero el plazo cada vez se extiende más.

Vi Nguyen Phuong, directora general de la empresa vietnamita dijo a la Agencia Cubana de Noticias (AGN) que la fábrica en estos momentos en fase de construcción, producirá anualmente 40 millones de pañales y 150 millones de almohadillas sanitarias.

“La inversión que totaliza más de nueve millones de dólares tiene como objetivo brindar a los consumidores locales artículos hechos en Cuba y de alta calidad”, comentó la directiva.

De igual modo Phuong, dijo que su empresa prevé levantar una planta de detergente en polvo, con una capacidad de 50 mil toneladas anuales. La planta será un proyecto conjunto con la sociedad mercantil Industrias Nexus S.A., por la parte cubana.


Ya la empresa Thai Binh comercializa perfumes, detergentes y sopas instantáneas en la Isla.

En la Mayor de las Antillas no existe ninguna fábrica de pañales desechables, y los que se venden en las tiendas recaudadoras de divisas son importados, a precios elevadísimos para el bolsillo del cubano de a pie.

El régimen por otra parte, raciona la entrega de almohadillas sanitarias a todas las mujeres en edad fértil a las que vende un paquete de diez compresas al mes por 1,2 pesos cubanos (0,048 centavos de dólar).

Cuba y Vietnam tienen vínculos políticos. Este país es el segundo socio comercial del Gobierno del país caribeño en la región de Asia y Oceanía, y su principal suministrador de arroz.

(Con información de Diario de Cuba)