Un atentado suicida en Siria perpetrado por el grupo terrorista ISIS mató a 19 personas entre ellos cuatro soldados estadounidenses.


El ataque fue perpetrado en un restaurante en la ciudad norteña de Manbij donde los soldados estadounidenses a veces se detenían a comer durante sus patrullas de la zona, dijeron los residentes.

Después de la explosión, varios estadounidenses fueron evacuados en helicóptero, dijeron. No estaba claro de inmediato cuántos habían estado en el área en el momento de la explosión reportó The New York Times.

Sarah Huckabee Sanders, portavoz de la Casa Blanca, dijo que el presidente Trump había sido informado sobre el ataque. El vicepresidente Mike Pence, hablando en una reunión de embajadores estadounidenses en la sede del Departamento de Estado El miércoles, sostuvo que los planes para sacar a las tropas de Siria siguen en marcha.