162018-051e8b2b8f908e008_pf-5748090327_televisa_dch-c


La crisis de la cadena Televisa ya está cobrando factura a los empleados. Y es que según la revista Proceso, la empresa enfrenta una severa crisis de ingresos, de rating y de modelo empresarial.

Se informó el miércoles 30 de noviembre de severos recortes “al 20 por ciento de su personal, de todos los niveles, al tiempo que confirmó cambios en su programación que implicarán la salida de los programas de entrevistas de Joaquín López Dóriga, de Adela Micha, así como la barra cómica de Víctor Trujillo, Brozo, y el de noticias financieras Los Alebrijes”, informó Proceso.

Incluso la misma Adela Micha compartió la noticia en sus redes sociales. Una seguidora le preguntó en Twitter sobre la veracidad de la información y la conductora respondió: “Sí, es cierto y les agradezco a todos su cariño”.

Sin embargo hasta ahora ni Joaquín López-Dóriga ni Víctor Trujillo han declarado al respecto.

Micha comentó en su noticiario radiofónico esta mañana que también deja Grupo Imagen: “Ya en unos días, aprovecho para anunciarles, que ya no estaré al frente de este noticiero, se acaba la “Primera por Adela”. Yo se los estaré informando puntualmente cuando ocurra el día. No hemos acordado el día de finiquitar esta transmisión, pero yo ya no estaré al frente”, dijo.


Proceso afirma que la disminución severa de 30 por ciento de los ingresos publicitarios en el último año, “así como el incremento de la deuda de Televisa, en dólares, y la caída de un 15 por ciento de las audiencias ante los cambios tecnológicos y la nueva competencia en televisión abierta y en televisión on line han provocado un nuevo y severo ajuste”.