Torre de la libertad Miami. Foto: Cuba en Miami

La Fundación para la Democracia Panamericana y la Ciudad de Miami lanzaron hoy la plataforma «Solidaridad entre Hermanos» con el objetivo de hacer llegar ayuda humanitaria a los cubanos sin pasar por el gobierno de la isla.


«Dentro de la isla hemos contactado con una red de iglesias que están dispuestos a recibir y entregar la ayuda humanitaria» dijo la líder de Cuba Decide, Rosa María Payá.

«Todos los miembros de la sociedad civil, de la oposición y de las iglesias en Cuba son bienvenidos a participar en la campaña» dijo Paya.

La recogida de alimentos, medicinas y dinero comenzará el próximo 16 de mayo en el Mana Convention Center de Wynwood.

«Es nuestra responsabilidad tomar acción como cubanos y ayudar a los cubanos. Se estará recogiendo un listado de productos que luego se enviará a Cuba vía marítima. Entre los productos que enviaremos están detergente, jabón de lavar, mascarillas y guantes, toallas desinfectantes, acetaminofén, pañales, leche en polvo, barras de proteína y comida enlatada» continuó Paya.


Payá pidió al gobierno de Cuba no impedir el cargamento de ayuda como ocurrido en otras oportunidades donde las autoridades cubanas han impedido la entrada ayuda que no va directo a las autoridades.

«Deberían reducirse o eliminarse las tarifas aduanales cuando se trata de ayuda. Esta iniciativa es de solidaridad entre hermanos. No tiene absolutamente nada que ver con la posición política de cualquiera de las personas que quieran ayudar. Se trata de ayudar a los cubanos de la isla en un momento de gran crisis» dijo Payá.

En la conferencia de prensa estuvieron presente el alcalde de la Ciudad de Miami, Francis Suárez, y el doctor Omar Vento, presidente de la Fundación para la Democracia Panamericana.

«Miami es la capital del Exilio. Una ciudad donde una Cuba libre tiene mucha importancia. No podemos dejar de lado el sufrimiento de nuestros hermanos. Estamos comprometidos a aliviarlo» dijo Suarez.

«Si estamos pasando momentos difíciles en los Estados Unidos, la economía más poderosa del mundo, no podemos imaginar la falta de control y lo que está sucediendo en Cuba» dijo el alcalde.