Una familia cubana de Miami está de luto luego de perder a tres de sus miembros de forma inesperada en un lamentable accidente automovilístico en el suroeste de Miami Dade.

Karina Díaz, su esposo Adalberto Hernández Cereijo, y su madre Elena Chacón fueron las víctimas de un irresponsable conductor que conducía a exceso de velocidad poco antes del impacto que les arrebató la vida en la intersección de Sunset Drive y la 92 avenida.


La familia ha creado una cuenta de GoFundMe para ayudar a la hija de Díaz de 20 años. Díaz y su hija eran ambas trabajadoras de un centro infantil en The Crossings, The Creative Learning Center.

La directora del centro, Emilu Alvarez, dijo a CBS Miami:

«Todos estamos de luto hoy. La señorita Karina aceptó a esos niños con cada individualidad, cada diferencia, cada singularidad, que esos niños poseían. Ella no solo fue una persona que se entregó a los niños, sino que también se entregó a los compañeros de trabajo. Ella estuvo ahí para todos».

El lugar del accidente ahora tiene un memorial en crecimiento que está lleno de flores, globos y velas.


«Fueron tres vidas inocentes, Karina, su mamá Elenita y su esposo Adalberto. Karina era una sobreviviente de cáncer y no dejó que la afectara durante la pandemia. Llevaba una máscara en todo momento», anadió Álvarez.

Sobre la hija de Díaz dijo: «Toda su vida estaba en ese auto. Su madre era su inspiración».

El conductor que presuntamente ocasionó el accidente fue identificado como Rodney Rodríguez, fue el único sobreviviente, y se encuentra en el Kendall Regional Hospital luego de someterse a cirugía de emergencia.

Las autoridades aún no han presentado cargos contra su persona.