El Gobierno de Costa Rica, quiere reactivar “a la brevedad posible” la deportación de cubanos que logren entrar a su territorio de manera ilegal, en su intento por llegar a Estados Unidos.


Los cubanos que se encuentran atrapados en este país, han mostrado su profunda preocupación ya que esta medida es muy parecida a la definida por el Gobierno de Panamá.

El memorando de entendimiento suscrito entre Cuba y Panamá, podría repetirse ahora también con el Gobierno de Luis Guillermo Solís, para facilitar el proceso de intercambio de información.

Gisela Yockchen, directora de Migración, manifestó que ese documento está siendo “seriamente estudiado” y afirma que “no hay razón” para creer que la vida de esas personas esté en riesgo si retornan a la isla.

“Costa Rica tiene que tener habilitados todos los procesos que la ley permite para regularizar y mantener el orden público y la seguridad nacional en el tema migratorio (…). El fondo del recurso iba en el sentido de que la vida de ellos corría peligro, entonces, casualmente, ya sabemos que la nacionalidad cubana en ningún momento va a estar en peligro en un retorno a su país. Eso lo hemos estado conversando, hemos solicitado colaboración la Cancillería para establecer estas coordinaciones y este tipo de información poderla analizar y conversar conjuntamente”, declaró la funcionaria.


El jueves pasado, Migración y Extranjería no permitió el ingreso al país de 71 migrantes cubanos que llegaron a la frontera con Panamá.