Costa Rica concedió refugio expedito a 32 migrantes cubanos/Imagen tomada de Diario Las Américas/Archivo

Al menos 32 migrantes cubanos se acogieron a refugio expedito en Costa Rica, mientras otros 320 permanecen varados en la frontera con Nicaragua, informa Martí Noticias.


Entre los que permanecen en la frontera de Peñas Blancas, se encuentran 12 niños y once mujeres embarazadas, confesó Raúl Hernández Ríos, uno de los migrantes entrevistados por el periodista Ricardo Quintana de Radio Televisión Martí.

Allí los isleños deben bañarse en un río a un kilómetro del campamento, sufren el hostigamiento del ejército nicaragüense, y a pesar de las precarias condiciones en las que viven se niegan al refugio que les ha facilitado ya a un pequeño grupo la Dirección General de Migración y Extranjería (DGME).

«Queremos llegar a EEUU o cualquier otro país como Canadá o Australia, que sabemos que sí pueden recibir a los cubanos», manifestó Hernández Ríos.

Una madre cubana con un hijo de 14 años, Yoania, contó tampoco quiere hacer el trámite rápido en Costa Rica, dice que allí no consiguen empleo, y señala que no es país para quedarse.

Según Yoania, se han sentido discriminados, y su hijo no ha podido ir a la escuela porque no cuenta con certificación de notas.


Al inicio Costa Rica los acredita con una cédula de solicitante de refugio, después tarda cuatro años en entregar el estatus de refugiado.

Un total de 11.025 personas han solicitado refugio en el país centroamericano en lo que va de 2020, más de 1.000 son de nacionalidad cubana.

«Son personas que se han acercado en algún momento a la ACNUR y han pasado por el proceso de registro, pero la determinación del estatus corresponde al gobierno de Costa Rica», puntualizó Jean Pierre Mora, representante de la Agencia del Alto Comisionado para Refugiados de Naciones (ACNUR), al referirse a los cubanos refugiados en ese país centroamericano.

La Comisión de Visas Restringidas y Refugio aprueba la condición de refugiado, pero esta institución no se trasladó a la frontera para realizar los trámites.

«La Unidad de Refugio de la DGME se trasladó y atendió, y la Comisión resolvió con la información que remite la Unidad de Refugio. Se toma la determinación de realizar esta atención al estar estas personas en una condición de calle, además del riesgo de contagio que presentan al estar en un sitio que no tiene las condiciones adecuadas. Es una medida extraordinaria de atención en frontera dadas las condiciones señaladas anteriormente», indicaron las autoridades migratorias al Diario Extra.

Por otra parte, la Universidad de Costa Rica (UCR) ha pedido al Gobierno costarricense «agilizar los trámites migratorios y flexibilizar sus costos, de manera que las personas migrantes indocumentadas tengan la oportunidad de regularizar su situación y acceder a la protección estatal».