Donald Trump y ayuda pública

La Corte Suprema de Estados Unidos autorizó en una votación dividida de 5 a 4 a la Administración Trump negar la residencia permanente (Green Card) a quienes usen beneficios públicos.


La nueva política se puede utilizar para negar las tarjetas verdes a los inmigrantes por el uso de beneficios públicos, incluidos Medicaid, cupones de alimentos y cupones de vivienda, así como otros factores.

Tribunal de Circuito de Apelaciones en Nueva York que había mantenido una suspensión a nivel nacional de la política después de las demandas que se han presentado en su contra.

Los cuatro jueces liberales de la corte, Stephen Breyer, Ruth Bader Ginsburg, Elena Kagan y Sonia Sotomayor, habrían evitado que la política entrara en vigencia.

Los tribunales federales de apelaciones en San Francisco y Richmond, Virginia, habían revocado previamente fallos judiciales contra la política.


Una orden judicial en Illinois permanece vigente, pero se aplica solo a ese estado.

Las demandas continuarán, pero los inmigrantes que soliciten la residencia permanente ahora deben demostrar que no serían cargos públicos o cargas para el país.

La nueva política amplía significativamente los factores que se considerarían para tomar esa determinación, y si se decide que los inmigrantes podrían convertirse en cargos públicos en cualquier momento en el futuro, se podría negar la residencia legal.

La nueva política no afecta a las personas que están bajo estatus de refugiado por lo que muchos cubanos que son admitidos en Estados Unidos podrían escapar de la nuev política.