Ejecutivos cubanoamericanos, que hicieron el concurso Ideas para Cuba, proponen una segunda convocatoria, para todos los cubanos residentes en la isla y los que vivan en el exterior y trabajen conjuntamente con los residentes en Cuba, para premiar las mejores propuestas de leyes y reformas que contribuyan a acabar con la pobreza en la isla.

Los trabajos deben ser enviados al correo electrónico ideasparacuba@gmail.com antes del 30 de abril de 2017 y los ganadores sedarán a conocer el 30 de mayo. Se otorgarán premios de $1000, $500 y $300 dólares.

«Las medidas adoptadas en los últimos diez años en Cuba no han logrado revertir el deterioro económico –en 2017 se espera un crecimiento escaso y próximo a la recesión–, y han sido acompañadas por un incremento de la pobreza y la desigualdad en la sociedad cubana. El sueldo medio de los cubanos equivale a 25 dólares al mes.

Comparados los sueldos mensuales con otros 175 países, los cubanos quedaron en el último lugar. Economistas y sociólogos cubanos, residentes en la isla y la diáspora, han calculado que la pobreza en la capital del país alcanza a un 20% de la población.


Los Lineamientos de la Política Económica y Social del VI Congreso del PCC para el desarrollo estratégico el país hasta el 2030 no mencionan el problema ni estipulan políticas para revertirla. Es sabido que problema que no se menciona no “existe” y por ello no puede abordarse ni resolverse.

Algunas de las dificultades que más inciden sobre la condición de pobreza y afectan la cotidianidad del ciudadano común son la escasez de alimentos así como la falta o deterioro grave de la vivienda y del servicio de transporte. Se destaca en especial el precario poder adquisitivo de salarios y pensiones para cubrir esas y otras necesidades básicas. Un aumento salarial y de pensiones sería una respuesta artificial y perjudicial porque solo impulsaría la inflación monetaria.

En Cuba algunas leyes y múltiples reglamentos bloquean la generación de iniciativas para incrementar la producción agrícola, la construcción de viviendas y el desarrollo de alternativas de transporte.

La búsqueda de ideas para contribuir a contener y revertir la pobreza en el país, constituyen los objetivos de este concurso», manifiestan los organizadores, apoyados por la Fundación para los Derechos Humanos en Cuba (FHRC).

El trabajo no debe exceder las 20 cuartillas en Times Roman 12, a espacio y medio y debe seguir el siguiente formato: Portada, Título del trabajo, Datos de localización y datos como el nombre, dirección personal, dirección electrónica y teléfono de los concursantes.