En diciembre pasado se cumplieron 26 años de la introducción de la telefonía móvil en Cuba. En 1991 se creaba la primera empresa mixta con capital foráneo en la rama de las comunicaciones.


Diez años después, se empezaron a ver a los primeros cubanos de a pie con celulares en la Isla.

Los precios no han estado estáticos, 120 CUC costaba contratar el servicio de internet sin el terminal, en la actualidad tiene un costo de 40 CUC, aunque ha habido cambios en cuanto a los precios, para los antillanos sigue siendo un servicio caro, pues no está en correspondencia con el salario que se cobra en Cuba.

Una abuela cubana, Elsa Dueñas, afirma: “Yo no tengo móvil, ni quiero tenerlo, es un estrés menos que tengo, es demasiado caro, mis nietos si tienen y ellos me informan de todo”.

Cubacel en 2017 tenía 4.4 millones de clientes nacionales, la única empresa que opera en la Isla comunista.


Un obrero de 24 años explica: “Si existieran otras empresas, los precios cambiarían, pues en todo el mundo es así. No hay competencia y tienes que morir al final con ellos. Yo uso más el teléfono para jugar que para llamar”.

Durante años los cubanos han usado el celular solamente para pasarse mensajes, pues hablar como tal en la Isla, incluso con otros usuarios dentro de Cuba es carísimo. Las claves entre los nacionales son “te doy dos timbrazos” o “tres” para dar una respuesta a algo, porque hablar por un celular 26 años después, en el país caribeño sigue siendo excesivamente caro.

El servicio de internet, es otra limitante en la Isla, ETECSA ha anunciado que para este año los cubanos podrán tener internet en el móvil, además de un derecho, comunicarse es también una necesidad, para los once millones de cubanos que residen en la Isla, dado los constantes éxodos, donde muchos han partido hacia el norte, o a otros países, las personas desean poder comunicarse con su familia de una manera más natural, fácil y en tiempo real, como es en el resto del mundo; sin embargo diversos obstáculos dificultan el acceso de los cubanos a internet, el costo, la lentitud del servicio, la falta de privacidad en los puntos WiFi del país, o el hecho de no tener una computadora en la casa para contratar Nauta Hogar.

Yolanda una entrevistada por Martí Noticias, dice necesitar el celular “porque su hija está en los Estados Unidos, es la única manera de comunicarse, y es un esfuerzo muy grande, porque los servicios no son suficientes”.

“El móvil es imprescindible, es el equipo más importante ahora, y Cuba está muy retrasada en esto todavía, no lo comparo con Alemania, lo comparo con Ecuador, por ejemplo, estamos muy atrasados y los precios son demasiado altos”, se queja Yadier, un joven cuentapropista, dueño de un taller de reparación de móviles en Centro Habana.

¿Cómo podrá Cuba ponerse al día en materia de tecnología? Es un misterio, el Gobierno cubano y el monopolio de telecomunicaciones ETECSA han afirmado en muchas ocasiones que pretenden llevar el proceso de informatización a todos los cubanos de la Isla, sin embargo para los habitantes del país, sigue siendo una quimera.

(Con información de Martí Noticias)