Continúa el racionamiento de productos básicos en Cuba, durante el mes de junio (Imagen de archivo)

Cubanos consultados en la Isla a través de un reporte de Martí Noticias comentaron que las nuevas regulaciones dadas a conocer ayer martes por el Ministerio de Comercio Interior de Cuba con respecto al racionamiento de productos básicos para el mes de junio no ofrecen una solución a la crisis alimentaria e incentivan al mercado negro.


La situación impulsa el comercio ilegal de productos en falta en la red minorista de la Isla, «donde se vive del robo, de la estafa» para subsistir, opinó Agustín López, periodista independiente, que reside en La Habana.

Asimismo el entrevistado cree que todo parte de la falta de una sólida estructura económica. El racionamiento «puede mitigar algo la escasez» de productos esenciales, pero no solucionar la crisis, puntualizó.

Las autoridades de Comercio «están recurriendo al ardid de siempre», piensa Moisés Leonardo Rodríguez, coordinador del movimiento de la Corriente Martiana.

«…Dicen que están persiguiendo el igualitarismo, distribución más justa, evitar el acaparamiento. Lo que está ocurriendo en Cuba es una crisis que va in crescendo por día», y que provoca que «la demanda no pueda ser satisfecha», detalló Rodríguez.


Para el activista la solución de la crisis que experimenta Cuba ahora mismo, no vendrá de medidas paliativas.

«El bloqueo del gobierno cubano a las fuerzas productivas es el que está condicionando lo que ocurre, y son (las autoridades) tan irresponsables que solo ponen parches y no dan las soluciones necesarias», sostuvo el coordinador del movimiento de la Corriente Martiana.

Según Betsy Díaz, titular cubana de Comercio Interior no incorporarán productos a la canasta normada, sino a los mercados de oferta y demanda, ya que el desabastecimiento es «coyuntural».

El gobierno no tiene estrategias, instrumentos ni reservas, opinan por su parte un grupo de economistas consultados por Martí.

Para junio el MINCIN estableció la venta regulada del arroz (hasta 10 libras), frijoles (5 libras), pollo (5 kilogramos), pescado (5 unidades), y harina de trigo (2 kilogramos).

Durante este mes se venderá pescado liberado-controlado, en todas las provincias cubanas, excepto en La Habana que lo comercializó a fines del mes pasado.

Otro producto que enfrentará problemas a la hora de la producción y distribución en Cuba, es la pasta dental.