Desde el pasado 23 de octubre de 2017, el activista cubano César Iván Mendoza Regal se encuentra desaparecido, el Comité contra las Desapariciones Forzadas del Consejo de Derechos Humanos de la ONU exige al régimen de La Habana que lo localice.

Egresado de la carrera de Derecho, Mendoza Regal de 29 años, residía en Pinar del Río hasta el momento de su desaparición. El Consejo demanda al Gobierno cubano que de tener arrestado al activista lo presente de inmediato ante un juez, que le instruya los cargos en su contra, y le permitan el acceso a un abogado defensor.

Martí Noticias publicó que del mismo modo la organización exige que de estar detenido en La Habana, el régimen debe informar dónde lo tiene arrestado, y debe permitir que sea visitado por sus representantes y familiares.

Mendoza Regal se ha desempeñado como director ejecutivo del Centro de Estudios para el Desarrollo Local Cubano (CEDEL), también ha presidido el Centro de Asesoría y Gestión de Proyectos para la Sociedad Civil Cubana, y ha sido coordinador General de la Plataforma Social Juventud Activa Cuba Unida.


El 11 de octubre de 2018, el Comité contra la Desaparición Forzada ha activado el procedimiento de acción urgente con relación al caso del señor César Iván Mendoza, enviando una nota al Estado cubano.

Asimismo Ibrahim Salama, jefe de la Subdivisión de Tratados de Derechos Humanos de la ONU rubricó la petición que demanda a La Habana que tome todas «las medidas necesarias para permitir la plena participación de los allegados» del joven «en las actividades llevadas a cabo para localizarlo e investigar su alegada desaparición, dándoles acceso directo a la información disponible sobre la evolución y los resultados de la investigación en curso».

La Subdivisión de Tratados de Derechos Humanos emitió también medidas cautelares a favor de los activistas Roberto Jiménez, Juan Carlos Linares Balmaseda, Eduardo Ortiz Ramírez y Boris González Arenas, para su protección.

El pasado año en noviembre, Freedom House advirtió sobre la situación de César Iván y Robert Jiménez Gutiérrez, quienes salieron de sus casas hacia el aeropuerto de La Habana el 23 de octubre para tomar un vuelo a Miami, sin embargo nunca llegaron a abordar.

El director para América Latina de Freedom House, Carlos Ponce expresó que «las autoridades cubanas deben confirmar si tienen en custodia a ambos activistas o responder a miembros de la familia de la inexplicable desaparición».

(Con información de Diario Las Américas)