Un congresista del norte de Arkansas propondrá al Congreso de los Estados Unidos modificar la legislación para aliviar las restricciones comerciales que dificultan las ventas agrícolas en Cuba.

La legislación estadounidense prohíbe a sus agricultores extender crédito a los compradores cubanos, una práctica habitual en otros mercados. De esta manera, los compradores deben pagar por adelantado, lo que limita las ventas.

Ahora, en un momento histórico de normalización de las relaciones diplomáticas entre ambos países, Crawford solicitará al congreso abolir esta prohibición, una medida muy esperada para los productores agrícolas de Arkansas.

Precisamente este estado produce aproximadamente la mitad del arroz de los Estados Unidos. Además, Arkansas, junto con Georgia, Alabama y Carolina del Norte, también es uno de los mayores productores avícolas.

Sin embargo, el proyecto de ley, pese a contar con importantes apoyos se enfrentó en el pasado con la oposición de los cubano-americanos. «Había un montón de gente que sólo quería asegurarse de que Fidel Castro estaba muerto antes de considerar cualquier cosa”, explicó Crawford.


Por este motivo, en opinión del congresista, la muerte de Fidel Castro podría ayudar a allanar el camino.

«Podemos desempeñar un papel positivo allí, llenar ese vacío, darles un suministro de alimentos más barato y más seguro, o podemos seguir viendo esto a través de la lente de la Guerra Fría y permitirles continuar por ese camino comunista de trabajo para nadie «, señaló el congresista.

Por su parte el republicano French Hill opinó que, aunque es cierto que Cuba es un mercado interesante, y que podría ser positivo la mejora del comercio con el país “ las condiciones deben ser correctas para que eso ocurra”.