El republicano Rick Crawford que representa al 1er Distrito de Arkansas, el distrito de cultivo de arroz más grande del país, no perdió tiempo y viajó a Cuba luego de que los votantes lo reeligieran para su quinto mandato, y permanecerá en la capital cubana hasta el sábado, informó Local 10 News.

Crawford, de 52 años, declaró en La Habana el jueves, que espera «aún más apoyo» del nuevo Congreso estadounidense a su proyecto de ley para levantar las restricciones al comercio agrícola con la Isla, dio a conocer el sitio oficialista Cubadebate.

Desde que el ex presidente Barack Obama permitió las ventas agrícolas, el sector privado de los Estados Unidos ha vendido $ 5.7 mil millones en alimentos a Cuba, según el Consejo de Comercio y Economía de los Estados Unidos y del país caribeño.

Crawford está a favor de que el embargo de EEUU, impuesto por el Congreso en 1961, quede fuera del camino.


«Creo que estamos más cerca de lo que nunca hemos estado», dijo Crawford.

El año pasado, Crawford estaba en conversaciones con el legislador Carlos Curbelo sobre la legislación para imponer un impuesto especial sobre algunas exportaciones agrícolas a Cuba. La demócrata Debbie Mucarsel-Powell derrotó a Curbelo el martes.

Con los demócratas en control de la Cámara de Representantes, Crawford quiere reintroducir el proyecto de ley, lo que también levantaría la restricción de crédito para permitir que las entidades de los Estados Unidos realicen transacciones de crédito.

El republicano cree en su misión. Arkansas fue un importante exportador de arroz a Cuba antes de que Fidel Castro tomara el poder. La Arkansas Rice Growers Association y la Arkansas Farm Bureau son miembros de la Coalición Agrícola EEUU-Cuba.

Crawford habló con el presidente Donald Trump, a quien calificó como un hombre «orientado al comercio» y «pragmático», según el republicano el mandatario se mostró interesado.

Los críticos del Gobierno cubano en el Congreso, como el senador Marco Rubio, dicen que no se oponen a que los agricultores estadounidenses ofrezcan sus productos a un mercado, se oponen a gastar el dinero de los contribuyentes en propiedades del ejército en la Isla.

El representante de Arkansas adelantó que es muy posible que haya muchos copatrocinadores demócratas en el proyecto de ley.

Durante el primer día de la conferencia, José Miguel Rodríguez de Armas, viceministro de Agricultura de Cuba, habló sobre el importante papel que desempeña la agricultura en el desarrollo de la economía del país caribeño. Añadió que las cooperativas no estatales ahora producen casi el 80 % de la producción nacional.

«Nuestro país se encuentra actualizando completamente su modelo económico», declaró De Armas durante el evento.

El designado gobernante cubano, Miguel Díaz-Canel, llega al poder cuando el líder del Partido Comunista Raúl Castro enfrenta una crisis de efectivo.

China, el primer socio comercial de Cuba, informó sobre los problemas de pago de Cuba el año pasado.

Si el agronegocio de los Estados Unidos puede ofrecer crédito, esto podría presentar una oportunidad para que los funcionarios cubanos que también necesitan importaciones de alimentos nutran la creciente industria turística de la Mayor de las Antillas.

En junio pasado el senador cubanoamericano Marco Rubio anunciaba en Twitter que bloquearía cualquier enmienda o proyecto de ley que favoreciera el comercio agrícola con Cuba.

«He decidido bloquear la adición de cualquier nueva enmienda al proyecto de ley agrícola (Farm Bill) hasta que se acepte la enmienda de (Ted) Cruz para evitar el uso de dinero de los contribuyentes para promociones en Cuba o mi enmienda, que prohíbe se emplee dinero de los contribuyentes en negocios propiedad de los militares cubanos», detallaba Rubio.