En entrevista con Radio Televisión Martí, el legislador republicano Mario Díaz-Balart anunció que Washington seguirá aplicando sanciones al régimen cubano, en gran medida por su injerencia en Venezuela y en Nicaragua.


Aunque comentó no quiere decir lo que va a hacer la administración de Donald Trump a corto plazo, aseguró habrían más cambios con respecto a Cuba.

El congresista cubanoamericano admitió estar satisfecho con lo que ha hecho el presidente estadounidense con la Isla, en referencia a las sanciones que ha impuesto al régimen, y mencionó que aun así hace falta hacer más.

Díaz-Balart explicó que en realidad el régimen tiene que salir “de Nicaragua, de Venezuela y de La Habana”.

Al ser interrogado por la política pies secos/pies mojados, eliminada por el ex presidente Barack Obama en 2017, el político dejó claro que la misma era “insostenible”, pues los cubanos llegaban a Estados Unidos e “inmediatamente regresaban a Cuba”.


Asimismo Díaz-Balart agradeció a los funcionarios de su oficina y al Departamento de Estado de EEUU por involucrarse en el caso de Xiomara Cruz, Dama de Blanco que enfermó en una prisión de la Isla, y que hace unas semanas tuvo la oportunidad de llegar a tierra de libertad, gracias a una visa humanitaria.

Por último el congresista detalló que junto a otros colegas intenta restablecer con normalidad el programa cubano de reunificación familiar, y también explicó mantendrá su compromiso con el pueblo cubano.