El Servicio Meteorológico Nacional confirmó el lunes que los tornados llegaron al Condado de Miami-Dade durante la noche, dejando un gran daño.

Una línea de tormentas que pasaron por el sur de la Florida derribó las líneas eléctricas, derribó árboles y dañó hogares.

Un tornado golpeó vecindades en Miami Springs y Hialeah y fue categorizado EF-1 intensidad. Los vientos máximos se midieron a 107 mph.


El tornado tocó justo al este de la autopista Palmetto, entre la calle 55 del noroeste y la calle 48.