Captura de pantalla Telemundo51

El distrito escolar del condado Lee en el suroeste de la Florida se ha propuesto alertar a los estudiantes en varios niveles de las serias consecuencias de amenazar con una situación de masacre o tiroteo en las redes sociales o a través de cualquier otra vía.


Las autoridades han querido dejar claro que amenaza contra una escuela es un delito y como tal será asumido por las fuerzas del orden público en todo el condado.

El superintendente asegura que cada amenaza requiere que la policía dedique recursos valiosos y tiempo para investigar cada caso, además de causar suspensiones de clases, estrés y ansiedad para los padres el personal y los alumnos. Las amenazas se tomarán seriamente y se demostrará zero tolerancia.

La campaña cuenta con el respaldo de los oficiales de los departamentos de policía de Fort Myers, Cape Coral y Sanibel.

(Con información de Telemundo51)