Comunicado de los Acuartelados de San Isidro en apoyo a la huelga de hambre de José Daniel Ferrer y su esposa/Imagen tomada de redes sociales

Los jóvenes Acuartelados del Movimiento San Isidro, quienes protagonizaron una huelga de hambre en noviembre pasado, liderada por los artistas y activistas Luis Manuel Otero Alcántara y Maykel Castillo (Osorbo) Pérez, reclamando la libertad de Denis Solís, han decidido solidarizarse con el líder opositor José Daniel Ferrer, quien comenzó un ayuno con su esposa la doctora Nelva Ismarays Ortega Tamayo, desde el viernes 15 de enero.


«José Daniel Ferrer y su esposa Nelva Ismarays Ortega, se encuentran ahora mismo en huelga de hambre en el portal de su casa en Santiago de Cuba. Comenzaron después de que Ferrer fuera liberado de su última detención arbitraria, hace unos días», detallaron los miembros del MSI, junto a un comunicado que inician declarando su apoyo al líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU).

Apoyo a José Daniel Ferrer. José Daniel Ferrer y su esposa Nelva Ismarays Ortega, se encuentran ahora mismo en huelga…

Publicada por Acuartelados de San Isidro en Sábado, 16 de enero de 2021

«El hijo de Ferrer fue golpeado en esta ocasión y es una de las cuestiones que el matrimonio está denunciando, la violencia policial, innecesaria y recurrente con su familia», agregaron.

El MSI suscribió también, que «la razón fundamental de la huelga es que el Estado Cubano ha tratado de obstaculizar la entrega de alimentos y medicinas que la UNPACU realiza a personas y familias desamparadas o de bajos ingresos económicos».


«Denunciamos esta injerencia ilegítima del Estado en iniciativas ciudadanas necesarias y nobles. El Estado Cubano no tiene el derecho de privar a los cubanos, estén donde estén, de ayudar a otros cubanos. La solidaridad no es monopolio de ningún Estado», indican.

«Los Acuartelados de San Isidro apoyan a la familia Ferrer en sus demandas y exhortamos a todos los cubanos de buena voluntad a empoderarse y actuar de manera conjunta porque se respeten nuestros derechos, por el bien individual, el bien de nuestros seres queridos y el bien de Cuba. Libertad y Vida para Cuba!», concluyeron.

Además de los Acuartelados de San Isidro, desde el exilio activistas de UNPACU también han mostrado apoyo a Ferrer, denunciando el ensañamiento del régimen con el líder opositor y su familia, por el simple hecho de luchar pacíficamente para que se respeten los derechos humanos en la Isla comunista.