Problemas en la producción de chips de computadora y atrasos en las plantas de producción han provocado una escasez de autos en el mercado lo que hará que sea más difícil comprar uno durante el 2021.

Las ventas en lo que va de año han caído dramáticamente en Estados Unidos. General Motors informó que sus ventas cayeron un tercio con respecto al año anterior en el último trimestre, y se redujeron en un 40% con respecto al mismo trimestre de 2019 reportó CNN en Español.


Los líderes en la producción de automóviles llevan cerca de un año con problemas en el suministro de chips de computadora necesarios para fabricar los autos.

La falta de inventario ha llevado a un aumento visible de los precios en autos nuevos y usados complicando aún más las opciones de los consumidores.

Los consumidores enfrentarán también menos opciones a la hora de comprar un auto. Selecciones de colores y extras podrían demorar en meses la entrega del automóvil debido a los problemas de producción.