miami-lujo

El mercado inmobiliario en Miami crece pero no crece en todas las zonas, las ventas de lujo han crecido debido a la inestabilidad en varios países de América Latina que ha empujado a inversores a comprar propiedad en zonas exclusivas como Brickell, Downtown Miami, South Beach y Midtown.


Brasileños, argentinos, colombianos, mexicanos y venezolanos están entre los latinoamericanos que más viviendas de lujo han adquirido en Miami como inversiones seguras para mantener su dinero.

La locura por los apartamentos de lujo en la ciudad ha impulsado una ola de construcciones en estas zonas exclusivas donde se pueden ver edificios y condominios en construcción para donde quiera que se mire.

El boom inmobiliario ha beneficiado al sector de bienes raíces que ha visto como se han recuperado sus ventas después de la crisis pero no se puede decir lo mismo de los residentes de Miami que se han visto desplazados de la parte viva de la ciudad.

Los salarios de los residentes de Miami han bajado en los últimos 5 años y el valor de la renta ha subido producto de la compra en efectivo de los condominios en las zonas de lujo. Los residentes deben buscar rentas en zonas más adentro de la ciudad donde no hay construcciones nuevas obligando a subir el precio por el aumento de la demanda.


Miami cuenta con el porcentaje más grande del país de personas que destinan más del 30% de sus ingresos al alquiler de una vivienda, lo que el gobierno considera problemático para las finanzas de una persona o familia.

Según estadísticas de la ciudad los extranjeros invirtieron 6.100 millones de dólares en propiedades inmobiliarias en Miami, el 36% del total de inversiones en ese ramo.

El aumento de extranjeros comprando apartamentos de lujo en Miami ha despertado las sospechas de las autoridades federales de que se esconda una gran conspiración de lavado de dinero detrás de estas compras.