8500-pantaenius-highlight-the-importance-of-superyacht-salvage


El gobierno de los Estados Unidos ha autorizado a la compañía de seguros marítimos Pantaenius a ofrecer seguros a las embarcaciones con matrícula estadounidense que precisen viajar a Cuba.

La acción significaría la eliminación de un importante y antiguo obstáculo que dificultaba, a muchas naves marítimas, viajar desde Estados Unidos a Cuba con propósitos recreativos o de pesca.

La administración Obama había autorizado, una licencia de excepción por viajes temporales a Cuba, a aeronaves y embarcaciones. Las mismas debían cumplir cualquiera de las 12 regulaciones establecidas para los viajes a la isla.

La llegada a la isla de barcos con matrícula norteamericana, ha ido en aumento en aumento desde la aprobación del paquete a pesar de tener un límite de estancia de 14 días. Marinas como la Hemingway, en la Habana, y la de Varadero, son las preferidas por los propietarios de estas naves.


Y hasta ahora lo hacían corriendo riesgos de no tener un seguro que los respaldara, ya que ninguna aseguradora americana tenía la potestad y la vía libre para hacerlo.

Pero ahora, Pantaenius ha sido autorizada a vender seguros a propietarios de embarcaciones estadounidenses que se dirijan, ya sea por turismo o por pesca, algo que el presidente de Pantaenius SA, Cary Weinier, celebró con un gran orgullo.

La nueva regulación incluso permite que la aseguradora pague a un individuo o parte cubana, por la prestación de servicios o reclamación, o pago de reclamaciones.