Los republicanos en el Comité de Inteligencia de la Cámara pidieron el lunes el fin de su investigación de un año sobre la intromisión rusa en las elecciones de 2016, concluyendo que «no hay evidencia de colusión, coordinación o conspiración entre la campaña de Trump y los rusos».

La investigación se terminó por las objeciones de los demócratas, quienes acusaron que aún no se han obtenido los documentos y testimonios claves.


La mayoría del Partido Republicano en el panel de la Cámara mostrará su borrador del informe a los Demócratas el martes antes de buscar la aprobación del comité completo para publicarlo. Los demócratas planean escribir un informe separado que probablemente concluya que hay una fuerte evidencia de colusión entre la campaña de Trump y el Kremlin.

El representante Mike Conaway, republicano de Texas, quien dirigió la investigación de Rusia para los republicanos de la Cámara, dijo que el panel realizó 73 entrevistas a testigos, celebró nueve audiencias y reuniones informativas, y revisó más de 300,000 documentos.

Los miembros republicanos del comité de la Cámara, incluidos los representantes Tom Rooney de Florida y Peter King de Nueva York, comenzaron a señalar en las últimas semanas que estaban ansiosos por terminar las cosas, diciendo que habían explorado todas las pruebas clave.

Los demócratas, mientras tanto, han estado advirtiendo que los republicanos iban a terminar la investigación de forma prematura, sin llamar a docenas de testigos importantes para testificar y sin forzar a muchos de los que testificaron a responder preguntas cruciales.


A pesar del fin de la investigación del Comité de Inteligencia del Congreso sobre Trump, la investigación del fiscal especial Muller sobre la campaña de Trump continua.