Comisionados de la ciudad de Miami aprobaron por unanimidad pedir al Congreso una ley que les permita prohibir las presentaciones de músicos y artistas que defienden a la dictadura en Cuba.


La resolución fue presentada por el alcalde de Miami,  Francis Suárez, en colaboración con el comisionado Manolo Reyes y busca acabar con el intercambio cultural.

La propuesta pide a todos los gobiernos locales y estatales apoyar el fin de los conciertos realizados por artistas afines a la dictadura cubana.

Las presentaciones de orquestas como Los Van Van o la indiferencia de muchos músicos que han visitado Miami con la realidad que se vive en la isla han provocado un gran rechazo al intercambio cultural.