Cubanos en la isla y el exilio se han movilizado para ayudar a damnificados del ciclón Matthew en el Oriente de Cuba, mientras que el gobierno de Estados Unidos anuncia un plan de ayuda para los países afectados por el poderoso huracán Matthew que incluyen a Cuba, Haití y República Dominicana.


Varias instituciones se han movilizado para abastecer a los damnificados por el huracán Matthew en Cuba con dinero, alimentos o cualquier otro tipo de ayuda. Por su parte la Iglesia Católica en Miami recauda fondos para los damnificados.

José Daniel Ferrer, coordinador general de la opositora Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) dijo al periodista Ricardo Quintana, de TV Martí, que a ellos los recursos les llegaron desde el extranjero.

“Recibimos una llamada de la Fundación Cubano Americana en Miami interesándose por las necesidades que tiene la población acá», explicó Ferrer, quien considera que lo más efectivo ahora es el envío de dinero para que la gente pueda comprar alimentos.

La Arquidiócesis de Miami asegura que todo en la isla está listo para recibir las donaciones, pero advirtió que la forma más inmediata de ayudar es mediante el envío de dinero que ya puede hacerse a través de la página web www.ccadm.org.

La Unión de Informáticos de Cuba, UIC, pidió también contribuciones para los damnificados por el huracán Matthew: ropa, calzado, herramientas, utensilios domésticos y juguetes para niños, entre otros artículos.