Esta mañana comenzarán las audiencias en el juicio político contra el presidente Donald Trump con el propósito de determinar si el presidente cometió algún delito con sus acciones hacia Ucrania.


Las audiencias serán televisadas en vivo para que cada estadounidense siga el proceso y sea testigo de cada testimonios.

En televisión, los líderes de los comités prepararán el escenario hoy para escuchar los testimonios de dos diplomáticos experimentados: William Taylor, ex oficial de infantería ahora encargado de negocios en Ucrania, y George Kent, subsecretario adjunto en Washington.

La Constitución establece una línea dramática, pero vaga, sobre el juicio político, y todavía no hay consenso de que las acciones de Trump en el centro de la investigación cumplan con el umbral de «crímenes y delitos menores», lo cual se determinará por el camino.

Los procedimientos que inician este miércoles podrían acabar su presidencia o ayudarle a asegurar su posición.


«Estas audiencias abordarán temas de profundas consecuencias para la nación y el funcionamiento de nuestro gobierno bajo la Constitución», dijo el representante demócrata Adam Schiff de California, presidente del Comité de Inteligencia que dirige la investigación, en un memorando a los legisladores.

Schiff lo llamó una «empresa solemne», y aconsejó a sus colegas que «aborden estos procedimientos con la seriedad del propósito y el amor al país que los mismos exigen».

Esta será la primera vez que un juicio político en EEUU quedará expuesto en plataformas de redes sociales y comentarios en tiempo real.