Un autobús eléctrico de fabricación china se convirtió hoy en el primero de su tipo que circula en Cuba con su incorporación a una de las rutas del servicio de transporte público de La Habana, informó EFE.


El ómnibus del tipo E12 fue adaptado para las características y condiciones de Cuba y entre sus peculiaridades cuenta con un generador de 380 voltios adaptado por especialistas de la compañía china Yutong, según indica el sitio web estatal Cubadebate.

La nueva guagua tiene capacidad para transportar a 35 pasajeros sentados, mientras otros 70 pueden viajar de pie en el pasillo.

Entre sus características técnicas figuran la limitación de transitar a una velocidad máxima de 69 kilómetros por hora y un sistema que le permite ajustar automáticamente la fuerza de freno en cada neumático.

El primer conductor del autobús “ecológico” en la isla, Daniel Ríos, explicó que también dispone de aire acondicionado y de un sistema de autorecarga o recuperación de energía, que mediante las acciones de desaceleración y frenado, convierte la energía cinética en eléctrica.


La compañía Yutong, presente en Cuba desde 2005, tiene un lugar destacado en el mercado de la isla, donde ha vendido más de 6000 vehículos de una veintena de modelos.

A pesar de esto no alcanza a cubrir las necesidades del transporte en la isla, donde la escasez se ve reforzada por la sobreexplotación de los vehículos. En la capital del país, donde viven más de dos millones de personas, la crisis del transporte se evidencia en las largas colas.

En la actualidad Yutong cubre casi la totalidad del transporte urbano e interprovincial, según señaló su gerente de ventas en el país caribeño, Jesús Zhou.

Con esos nuevos equipos suman 1001 los autobuses que prestarán servicio de transporte público en la capital cubana, donde ahora se traslada diariamente más de un 1 millón de personas.

Cuba es uno de los países con menor tasa de vehículos por habitante en el mundo.

Yutong es la mayor empresa productora y comercializadora de ómnibus de China y exporta a más de 190 países con ganancias que superiores a los 500 millones de dólares al año.